LÁCTEOS DURANTE TU JORNADA DE TRABAJO: LO QUE NO DEBES HACER SI QUIERES SER MÁS EFICIENTE.

Por fin están aquí los 10 secretos de esas personas que siempre están cansadas con su trabajo y pasan más tiempo pensando en cosas de la oficina que disfrutando su vida. Empecemos ya, que hay mucho tiempo que perder.

  1. Tu puesto de trabajo debe ser un desorden.

Cuando organizas tu escritorio o el lugar en el que trabajas, vas a encontrar todo mucho más rápido, porque sabes que cada cosa tiene su lugar y no gastarás tiempo buscando lo que necesitas, así que evita esto si lo que quieres es demorarte mucho en tareas sencillas. Además, un ambiente organizado genera una sensación de tranquilidad, lo que te permite estar mucho más concentrado en lo que haces, ¿realmente quieres eso?

     2. Nunca te tomes un descanso.

Hacer pequeñas pausas durante el día aumenta la productividad, porque no sientes que son horas interminables de trabajo, sino segmentos, que tu cerebro puede manejar más fácilmente.

En estas pausas puedes aprovechar, por ejemplo, para alimentarte, pero comiendo algo nutritivo que te dé energía para seguir con tu labor. Un wrap con queso crema, pollo, vegetales y lonchitas de queso es un snack ligero y balanceado; a media tarde, por ejemplo, podrías tomarte un yogur con galletas integrales y una ensalada con queso parmesano rallado y huevo cocido. (Conoce aquí la receta ideal para tus snacks).

El problema es que esto hará que rindas mejor en tus labores, piénsalo bien antes de hacerlo.

     3. No escribas una lista con tus tareas.

Y hablando de pensar bien lo que haces, si organizas en una lista las cosas que debes hacer, sabrás exactamente por dónde empezar, sobre todo si las pones en orden de importancia, desde lo urgente hasta lo que podría esperar un poco más. Cuidado con esto.

     4. Precaución: los hábitos de vida saludables te vuelven más eficiente.

Dormir bien, comer balanceado, hacer actividad física y reducir (o abandonar) el cigarrillo y el alcohol son acciones que te dan una ventaja.

No hay que hablar mucho sobre los beneficios de dejar el alcohol y el cigarrillo, son drogas que deprimen el sistema nervioso y destruyen neuronas, células que no se regeneran.

Mantener tu cuerpo activo mejora tu entorno hormonal, lo que te mantiene de mejor ánimo y con disposición para las actividades diarias.

En cuanto a la alimentación, todos hablan de llevar una dieta balanceada (en Lácteos y belleza: del dicho al hecho conocerás recomendaciones importantes), pero además de comer bien, debemos tener buena digestión para asimilar esos alimentos, y aquí toma protagonismo uno de los superalimentos: el yogur; sobre todo en la vida adulta.

¿Por qué el yogur? Contiene microorganismos buenos que favorecen la flora intestinal, la cual interviene en la absorción de nutrientes y actúa como barrera de defensa contra enfermedades. Además, su lactosa es más digerible, ya que una parte de esta ha sido usada por las bacterias como fuente de energía, esto contribuye a una mejor digestión y a menores molestias por intolerancia.

Como ves, los lácteos son muy importantes, y no solo en la infancia, pues a lo largo de la vida tenemos necesidades diferentes y los lácteos contribuyen a suplirlas.

bodegon
  1. Intenta distraerte con cualquier cosa.

Este es uno de los trucos más efectivos para perder tu tiempo en la oficina. Entra a muchas páginas de internet, respóndele a ese compañero que siempre está hablando, publica 50 historias en Instagram en una mañana. De esta forma no vas a poder concentrarte en lo que estás haciendo.

* Crema para el cabello. Puedes hacer tus propios tratamientos a base de leche o yogur para nutrir tu cabello..

  1. Multitasking.

Este es uno de los trucos más efectivos para perder tu tiempo en la oficina. Entra a muchas páginas de internet, respóndele a ese compañero que siempre está hablando, publica 50 historias en Instagram en una mañana. De esta forma no vas a poder concentrarte en lo que estás haciendo..

  1. Responde SÍ a todo lo que te pidan.

Cuando tengas mucho trabajo y alguien te pida hacer algo más, ¡respóndele que sí! Además, dile que vas a tenerlo para ese mismo día. De esta manera tendrás una tarea adicional, con la que no contabas y que seguramente hará que te quedes a hacerle compañía al vigilante.

Ya que tienes la oportunidad de quedarte en la noche, tendrás tiempo para hacer clic y aprovechar estas Promociones. 

  1. Conviértete en el que lo hace todo.

Podrías reducir tu carga laboral si delegas tareas, o mejor dicho, repartes tus labores entre tus colegas. Eso sí, si te ayudan debes estar dispuesto a hacer lo mismo más adelante.

Tampoco te conviertas en una carga para los demás, solo reparte las labores que otras personas (con tiempo disponible, para que no pase lo del punto anterior) puedan hacer, y quédate con las que obligatoriamente debas hacer tú.

  1. Complica las cosas.

Hay reuniones larguísimas en donde se pierde mucho tiempo, reuniones que en realidad pudieron haber sido un mail, en donde se redacte todo lo que los involucrados necesitan saber

  • Piensa que el trabajo es tu vida.
Olvídate de tu familia, de tus amigos, del perro y hasta de ti mismo, el trabajo es lo único que existe; así podrás estar en la oficina 20 horas diarias, sábados, domingos y festivos..

NOTA ACLARATORIA (¿Será necesaria?).

En lo que acabas de leer hay muchas verdades vestidas con algo de sarcasmo, para que sonrías un poco mientras aprendes a organizarte mejor, para que pases más tiempo con tu familia, amigos o contigo mismo, con buena salud, alimentándote bien, aprovechando el mundo fuera de 4 paredes y todo en compañía de superalimentos como lo son los lácteos, que le dan más sabor a la vida y son necesarios tanto para niños como para adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *